info@globaldental.es
91 017 25 69

Así influye la pandemia en nuestra salud dental

La pandemia del coronavirus no sólo está afectando a la salud de los que padecen Covid-19, sino a la salud en general de toda la población. El miedo al contagio en los centros sanitarios provocan que algunas patologías empeoren y tengan un peor pronóstico. Esto ocurre también en la salud dental, pues problemas comunes y de fácil solución como las caries están desembocando, al no ser abordadas, en tratamientos más agresivos en incluso en la pérdida de piezas que podrían haberse salvado.
A raíz de la pandemia, especialmente tras los meses del confinamiento, los dentistas empezaron a notar el aumento de determinados problemas de salud bucodental en sus pacientes, se detectan mayores problemas de caries, bruxismo y roturas de dientes. Esto ha hecho que problemas poco graves se hayan ido desarrollando hasta ser enfermedades que revisten mayor importancia.

Uno de los principales problemas es el aumento de las caries hasta en un 33%, y caries en un estadio más avanzado, lo que ha provocado, por ejemplo, que se hayan tenido que extraer más dientes, las caries no tratadas ha sido el aumento de pérdidas de dientes, pues si una infección avanza demasiado y no es posible salvar el diente a través de un empaste o una endodoncia, es necesario proceder a su extracción.

Otro problema en aumento debido a la pandemia ha sido el bruxismo, es decir, apretar o rechinar los dientes de manera inconsciente, sobre todo por la noche, las preocupaciones derivadas de la pandemia y otros aspectos (la salud de la familia, la inestabilidad laboral, la presencia de restricciones o cambios en la rutina, etc.) han hecho que muchas personas experimenten un mayor nivel de estrés que perjudica la salud oral. Esta ansiedad contribuye a la aparición de bruxismo que, con el tiempo, provoca desgaste en los dientes junto con dolor en el cuello, mandíbula, cabeza y oídos. La constante presión oclusal en las piezas dentales ocasionadas por el bruxismo hace que estas se fracturen o se rompan.
Desde Global Dental aconsejamos que nunca se retrase la visita con el dentista, recomendada cada 8 o 10 meses aunque no se detecte ningún problema bucal. Es preferible abordar a tiempo un problema que se puede resolver con un proceso sencillo, como puede ser un empaste, a dejar que se desarrolle una enfermedad más grave que implique un diagnóstico más complejo, largo y costoso.

Pida su cita con nosotros