info@globaldental.es
91 017 25 69

Como cuidar tu salud bucodental en verano

El verano es una de las estaciones preferidas para la mayoría de las personas. Es época de vacaciones y tiempo libre, viajes inolvidables, planes diferentes y una vida social más entretenida. En general, nos sentimos más felices, por lo que lucimos mucho más nuestra sonrisa.

Sin embargo, en los meses de verano adoptamos una serie de hábitos que influyen en nuestra salud bucodental; hábitos que podrían llevar a un mal cuidado de nuestra boca y, como consecuencia, perjudicar a nuestra sonrisa.

Desde Globaldental aconsejamos seguir una serie de recomendaciones para prevenir la aparición de afecciones bucodentales durante el verano.

1. No abuses de las bebidas carbonatadas
Los refrescos y bebidas gaseosas contienen altas concentraciones de azúcares, cafeína y otros componentes perjudiciales para el esmalte. En lugar de optar por bebidas carbonatadas para refrescarte, puedes probar aguas con sabor: agua con limón, fresa… ¡E incluso agua con pepino!

2. Evita en la medida de lo posible las bebidas alcohólicas
El alcohol también afecta a nuestra salud oral. Según el consejo de dentistas, el alcohol:
Mancha los dientes (especialmente el vino blanco y el tinto, bebidas con taninos y alta concentración de cromógenos).
Altera la composición de la saliva, esencial para la protección de los tejidos de la boca.
Produce boca seca y facilita la erosión del esmalte.
En verano, el aumento de horas de ocio puede llevar a un mayor consumo de alcohol. Nuestra recomendación es que, a poder ser, evites esta sustancia o limites su consumo a eventos especiales.

3. Lleva siempre contigo un cepillo de dientes
Procura llevar contigo siempre que puedas un kit de limpieza dental con cepillo de dientes, pasta y colutorio. Realizar con más frecuencia las comidas fuera de casa, lleva muchas veces a perder el hábito de lavarse los dientes después de cada comida. ¡Así no te saltarás el cepillado sean cuales sean tus planes!

4. No abuses de la comida rápida
La comida rápida suele contener una gran cantidad de azúcares libres, lo que incrementa la probabilidad de sufrir caries. Te recomendamos que sigas una dieta variada, rica en frutas y verduras, y refuerces tu higiene dental si has consumido alimentos con alto índice cariogénico.

5. Mantente bien hidratado
Es recomendable beber, como mínimo, 1,5 litros de agua al día. Con la llegada del calor nuestro cuerpo suda y la boca se reseca. Debes mantenerte hidratado de forma constante, ya que la saliva actúa como barrera protectora para tus dientes.

6. No normalices la sensibilidad dental
Sentir molestias o un dolor punzante al consumir bebidas o alimentos fríos puede ser un síntoma de una afección naciente en tus encías, o incluso una señal de que necesitas una endodoncia.

En el caso de que percibas sensibilidad dental, nuestra recomendación es que acudas a consulta para que un profesional valore el estado de tu boca y se asegure de que se encuentra en buen estado.

Pide tu cita con nosotros